9 cosas que no debes hacer pero que haces cuando te han dejado

Una ruptura es como una muerte, pero sin muertos de por medio. Lo único que se muere en ella, son los sentimientos. Y puede que parte de nosotras también. Cuando nos rompen el corazón en mil pedazos, sentimos que no volveremos a ser las mismas. Que algo ha cambiado para siempre. Que algo ha muerto. C’est fini. Caput.

Una relación de pareja es como una brújula, una brújula que nos permite intuir que vamos en buena dirección y que no nos hemos desviado del camino. Cuando alguien nos deja, nos quedamos sin brújula y nos sentimos perdidas, como si nos hubieran abandonado en medio de un bosque sin más ayuda que una pequeña linterna sin pilas.

En este artículo hablaremos de esas cosas que no deberíamos hacer cuando nos han dejado, aunque muchas de nosotras caigamos en el error de hacerlas.

1. Autoengañarte pensando que volverá contigo y que está confuso.

ruptura

Piensas que es un error, que está confuso, que está pasando por un mal momento y que en realidad te sigue queriendo. Sin embargo, la realidad es otra pero tu te niegas a aceptarlo, porqué sabes que hacerlo desmoronará tu mundo. Esta actitud es una de las más comunes durante los primeros momentos, como bien sabemos, la negación es la primera de las fases en el Duelo. Cuanto antes aceptes que te ha dejado y que no volverá. antes tocarás fondo para volver a levantarte.

2. Quedarte en casa autocompadeciéndote como si no hubiera mañana.

lllll

Una cosa es estar triste y querer llorar un poco, la otra es ser masoquista y pasarte días y días tirada en la cama llorando como una magdalena. Una ruptura duele y es necesario pasar por ciertas fases del duelo, pero de ahí a convertirse en un vegetal que no se levanta de la cama ni para ir al baño, hay como 100 pasos de gigante.

3. Escribirle mensajes victimistas para que se sienta como un monstruo.

ruptura

Aunque no te lo creas, posiblemente él ya se sienta fatal. Que te haya dejado, no significa que no tenga sentimientos, aunque es normal que necesites echarle la culpa de la situación (sobre todo si se ha comportado como un capullo). Sea como sea, si realmente quieres pasar página, evita cualquier tipo de contacto con él e intenta afrontar de forma adulta el enfado y la frustración.

4. Escuchar canciones tristes en bucle.

ruptura

El ser humano a veces puede ser masoquista, mucho, y es que, ¿existe mayor síntoma de estupidez que el de escuchar canciones tristes cuándo nos sentimos mal? Este tipo de actuaciones puedes permitírtelas los primeros días, pero si duran demasiados, el bucle autodestructivo sólo hará que crecer.

5. Obsesionarte con sus Redes Sociales, pendiente de todas sus actualizaciones.

ruptura

Si no quieres volverte loca de remate, bloquéalo en tus Redes Sociales. Sí, es una actuación drástica, pero es la única manera de no andar todo el día mirando sus actualizaciones, intentando buscar dobles sentidos a sus palabras (dobles sentidos que probablemente no existan). Puede que a la larga podáis ser amigos, puede que él también quiera saber de ti, pero ahora mismo necesitas pasar página y será complicado si no consigues alejarte de él en todos los sentidos.

6. Liarte con el primero que pase para demostrar al mundo que estás bien y que ya lo has superado.

ruptura

Es otro de los errores comunes. Te duele tanto que te hayan partido el corazón que decides liarte con el primer tío que te tire la caña, así demostrarás a todo el mundo que estás bien, y si se entera tu ex, mejor que mejor. Sin embargo, este tipo de actos suelen acabar fatal, no sólo porque no te ayudará a sentirte mejor, sino porque además, hará que te sientas culpable.

7. Quedar con tus amigas para hablar solo de ti y de lo mal que estás.

ruptura

Durante los primeros días tus amigas serán tu bote salvavidas, pero lo que no puedes pretender es que día tras día, semana tras semana, aguanten tus monólogos interminable en los que asegures que no existe en la faz de la tierra nadie que lo haya pasado peor que tú, seguro que ellas también tienen sus propios problemas.

8. Buscar consuelo en la comida o la bebida.

ruptura

Ahogar las penas en alcohol o en helado no te ayudará nada de nada. En el primer caso, sólo conseguirás acabar borracha como una cuba y con una resaca de campeonato. En el segundo, es posible que tanto dulce acabe pasándote factura, haciéndote ganar unos kilos, algo que te hundirá más en el pozo si estás deprimida.

9. Tomar decisiones demasiado drásticas sin pensar en las consecuencias.

ruptura

Cortarse el pelo, teñírselo de un color estridente, dejar el trabajo, cambiar de carrera,… Una ruptura sirve para replantearnos la vida hasta tal punto que en un momento de calentón podemos tomar una decisión equivocada. Intenta meditar bien las cosas antes de hacerlas.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies