Con los avances en medicina y estética, muchas mujeres eligen realizarse cirugías en los pechos, sin importar distinción de edad ni nacionalidad. Ahora bien, ¿qué beneficios y qué desventajas puede traer el someter tu cuerpo a esa operación? A continuación te comentamos algunos aspectos positivos y otros negativos al respecto.

Seguramente conoces a alguna mujer, ya sea una amiga, compañera de trabajo o familiar que decidió operarse los pechos. Esta práctica se ha vuelto cada vez más común con el paso de los años gracias al avance en la medicina y la estética, los cuales permiten intervenciones rápidas y a un costo no muy elevado. Sin importar la edad, cada vez son más las que deciden implantarse busto. Ahora bien, ¿qué ventajas y qué desventajas puede traer una operación de aumento de pecho?

 

Para empezar, es importante señalar que cualquier cambio brusco que le hagas a tu apariencia física traerá algunas consecuencias psicológicas sobre ti, en mayor o menor medida. En ese sentido, antes de realizarte una operación de bustos, tienes que estar cien por ciento segura de que estás haciendo lo correcto y los motivos por lo que lo haces.

Por ejemplo, para personas que tengan tendencia a sentirse deprimidas, una operación de pechos no es lo más aconsejable para que se haga en el cuerpo, ya que puede provocar aún más ansiedad y dependencia de lo que los demás tengan que decir sobre ti y tu cuerpo.

Otro caso que tienes que tomar en cuenta son los límites de edad. Por más que parezca que toda mujer hoy en día se hace los pechos, sin distinción etárea, lo cierto es que ya pasados los 55 los riesgos relacionados a infecciones, asimilación del implante y lo vinculado a la anestesia son cada vez más grandes, por lo que no es del todo aconsejable hacerse una intervención en esos casos.

Ahora bien, no todo es negativo y para muchas personas un implante de busto puede representar una gran ventaja. En los casos en los que la operación responde a casos estrictamente estéticos ligados a desproporciones entre ambos senos, casos en los que la paciente perdió mucho peso o reconstrucciones quirúrgicas luego de atravesar el cáncer de mama, el implante de senos puede ayudar a mejorar el ánimo y el autoestima de la mujer.

Además, en muchos casos hacerse un implante de busto trae una mayor confianza en tu femineidad, por lo que podrás afrontar la vida diaria con otro semblante. Siempre recuerda ser realista, ya que luego de la cirugía tus senos no aún no lucirán perfecto, porque la perfección simplemente no existe. No creas que esta operación cambiará tu vida, pero sí puede ayudarte a atravesarla todos los días con otro ánimo y mayor confianza en ti misma.

Ten en cuenta los pros y los contras que te comentamos aquí y saca tu propia conclusión al respecto, al fin y al cabo solo tú debes decidir sobre tu cuerpo.