Browsing: Adelgazar

La mayoría de mujeres en algún momento de nuestra vida nos hemos preguntado cómo adelgazar y bajar de peso, preguntas muchas veces derivadas de la presión social que ejerce la gente a nuestro alrededor por el cánon de belleza aceptado. Vivimos en un mundo donde constantemente se nos obliga a estar delegadas, a querer perder más y más kilos, como si la felicidad se pudiera ver reducida al número que aparezca en una báscula. Poco a poco podemos ver como estos dictámenes van cambiando. Vivimos en una revolución femenina, una revolución de mujeres que buscan sentirse bien más allá de la talla que lleven en sus pantalones, y esa es la filosofía con la que trabajamos en Mujer 2.0. Creemos que el bienestar psíquico acompaña al psíquico, y nuestros artículos trabajan en esa dirección.

¿Quieres adelgazar? Sólo lo conseguirás si lo deseas TÚ

El comentario de una compañera de trabajo diciendo que has engordado, las bromas de tu novio metiéndose “sutilmente” con tus michelines, el enfado del millón cuando entras en una tienda y no hay nada que te quede bien,… ¡son muchos los detonantes que pueden llevarnos a querer adelgazar y perder peso! Sin embargo, fíjate como todos estos motivos poco tienen que ver contigo. En el primer caso hablamos de la opinión de una persona ajena, en el segundo del de tu pareja y en el tercero de las medidas que una marca de ropa ha decidido ponerle a un tallaje concreto (algo que varia dependiendo la tienda a la que vayas), pero en ningún caso estamos hablando de un motivo que realmente salga de ti, sino de un “deseo” inducido por un tercero.

Cómo adelgazar parte de una premisa básica y es la voluntad real de querer hacerlo. Evidentemente existen muchos factores más que juegan un papel decisivo en este tipo de decisiones como es la de adelgazar, sin embargo, la persona que debe tomar esa decisión solo es una y para encontrarla basta con que te mires a un espejo.

Una persona con sobrepeso u obesidad en la gran mayoría de las veces no lo está porque quiere, sino porque o no tiene tiempo de cambiar sus hábitos de vida, o tiene problemas hormonales o enfermedades físicas o psíquicas que le llevan a ello. En todo caso, si has decidido que ha llegado el momento, si realmente quieres apuntarte al carro del estilo de vida saludable, debes saber que el camino será pedregoso, en algunos casos incluso complicado, pero valdrá la pena.

Aquí no encontrarás: dietas hipocalóricas y restrictivas que no funcionan

Los milagros no existen. Ojalá tuviéramos una varita mágica que con sólo moverla nos hiciera parecer más hermosas y delgadas. Pero resulta que para bajar de peso no basta con desearlo, sino que para conseguirlo tenemos que trabajar duro, tener fuerza de voluntad y renunciar a un montón de alimentos que nos encantan.

Las dietas hipocalóricas y restrictivas se venden como milagrosas, como panaceas en las que, si las sigues, bajarás de peso en poco tiempo. Si bien es cierto que en algunos casos es así, también es necesario apuntar que en la mayoría de los casos, estas dietas que nos parecen tan ideales suelen comportar un efecto yoyó o efecto rebote de manual. Una vez volvemos a comer como antes, siguiendo los malos hábitos alimenticios, volvemos a engordar hasta recuperar el peso anterior, incluso más.

Nuestra apuesta: dieta equilibrada + actividad física (el combo perfecto)

Nuestros artículos sobre cómo adelgazar no hablan de milagros ni ilusiones imposibles y rápidos, hablan de realidades. En ellos no encontraréis fórmulas mágicas, solo consejos y tips que os ayudarán a bajar de peso de forma natural y sin dietas absurdas que puedan acabar comportando grabes problemas de salud por mucho que te prometan bajar de peso rápidamente. Para adelgazar es necesario llevar una dieta equilibrada, sana, renunciando a los dulces y las grasas, pero también es básico hacer actividad física. Sobre todo si tu metabolismo es muy lento y no consigues adelgazar ni comiendo acelgas día sí y día también, el deporte te será de gran ayuda.

+ sobre como adelgazar y bajar de peso

¿Cómo calcular tu IMC?

Ya conocemos como medida el índice de masa corporal (I.M.C.), pero ¿debemos seguirlo a rajatabla?, ¿sabemos cuánto peso nos sobra realmente?, ¿cuál sería realmente…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR