Como adelgazar con la técnica de las metas a corto plazo

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos cuando queremos adelgazar y bajar de peso, es el tiempo. Durante los primeros días y semanas es normal que estemos motivados ante la posibilidad de perder peso, pero poco a poco, a medida que el tiempo avanza y la báscula se ralentiza, la fuerza de voluntad empieza a desvanecerse. Teniendo en cuenta que nuestra mente es uno de los factores decisivos que nos permitirá adelgazar, es necesario que tracemos un plan de adelgazamiento que evite una posible desmotivación, ¿y cómo lo conseguimos? ¡Con la técnica de las metas a corto plazo!

Pero… ¿qué es esto de la técnica de las metas a corto plazo?

Lo normal cuando decides adelgazar es buscar en la tabla correspondiente tu peso ideal, sin embargo, esto te condiciona desde el momento número 1, ya que, al restar los kilos que tienes con los kilos que debes tener… se te puede hacer el mundo una montaña. Aunque nuestro objetivo final sea llegar a un peso determinado, es necesario que en el camino vayamos poniéndonos objetivos más cercanos en el tiempo.

Poniéndonos metas a corto plazo, que podamos ir cumpliendo de forma continua, nos ayudará a no perder la motivación y mantener la fuerza de voluntad. Si nuestra meta es muy grande, como sería, por ejemplo, adelgazar 20 kilos, nos parece una meta tan lejana que la vemos imposible. Lo ideal, sería fijar una cantidad más pequeña y alcanzable, como podrían ser 5 kilos. Conseguir adelgazar 5 kilos parece mucho más simple y razonable que no adelgazar 20, por lo que nuestra mente trabajará duro para alcanzar esta meta.

La técnica de las metas a corto plazo suele combinarse con el uso de recompensas. Cada vez que se alcanza un objetivo, tenemos derecho a una pequeña recompensa que nos motive y nos ayude a seguir: una prenda de ropa, una cena en nuestro restaurante favorito, una tarde de cine con palomitas,… la idea es coger fuerzas para seguir con la próxima meta hasta alcanzar el peso deseado.

Un ejemplo práctico

María pesa 85 kilos y mide 1,60. Tiene una constitución mediana, por lo que su peso ideal rondaría los 50-56 kilos. Para llegar a su peso, María necesitaría rebajar aproximadamente 30 kilos, algo que podría alargarse muchos meses en el tiempo.

María tiene que perder 30 kilos para llegar a su peso ideal, sin embargo, como sabe que 30 son muchos, ha decidido usar la técnica de las metas a corto plazo, con 6 objetivos con sus respectivas recompensas hasta alcanzarlo:

  1. Adelgazar 5 kilos para llegar a los 80. Recompensa: comer su plato favorito.
  2. Adelgazar 5 kilos más (10 acumulados) hasta llegar a los 75. Recompensa: comprarse un vestido nuevo.
  3. Adelgazar otros 5 kilos (15 acumulados) hasta alcanzar los 70. Recompensa: fin de semana fuera con su pareja (con algún capricho pero moderándose).
  4. Adelgazar 5 kilos más (20 acumulados) hasta los 65. Recompensa: cena en su restaurante favorito.
  5. Adelgazar 5 kilos para alcanzar los 60 (25 acumulados). Recompensa: un día de Spa con las amigas.
  6. Adelgazar los últimos 5 kilos (30 acumulados) hasta los 55. Recompensa: comprarse un montón de ropa nueva.

Cómo puedes ver, los objetivos parecen más asimilables cuando son más cercanos en el tiempo, algo que mantiene viva a nuestra motivación y que puede ayudarnos a controlar nuestra fuerza de voluntad.

¿Te ha gustado esta técnica de metas a corto plazo para adelgazar? ¿La has probado? ¡Danos tu opinión!

One Response

  1. Franchesca

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies