Cómo adelgazar rápido, 5 tips que siempre funcionan

Primero fueron esos pantalones de la talla 40. De un día para el otro te diste cuenta de que ya no los podías abrochar, así que aumentaste una talla. No le diste importancia: con el tiempo el cuerpo cambia, y es que con el trabajo, la casa y nuestra vida social, ¿quién tiene tiempo de preocuparse por esos kilos de más y buscar ayuda sobre como adelgazar? Pero la cosa no acabó allí. Después pasó lo mismo con la 42, con la 44 y la 46, y sin darte cuenta tu volumen corporal fue aumentando y aumentando a ritmos forzados.

Somos muchas las mujeres que conocemos esta historia, o bien por qué lo hemos vivido en nuestra propia piel, o bien porque conocemos a alguien que está pasando por ello. En todo caso, llega un momento en el que debemos afrontar la realidad y buscar soluciones. Si crees que ha llegado el momento de dejar atrás el sobrepeso o la obsesidad, has llegado al lugar indicado y es que en Mujer 2.0. te explicamos cómo adelgazar rápido pero de forma segura. 

1. Adiós alimentos ricos que engordáis con solo miraros

Lo sabemos, sabemos que como adelgazar rápido empieza por abrir los armarios de casa y empezar a tirar sin compasión todos esos alimentos adictivos que tienen más calorías que las recomendadas para todo el día. Porqué sí, todas tenemos galletas, chocolate y patatas fritas guardadas en algún rincón de nuestra casa. El primer paso para perder esos kilos de más, reside en deshacernos de la comida basura, reduciendo al mínimo posibles tentaciones innecesarias. Será duro, incluso es posible que sintáis la necesidad de hacer un último tentempié antes del adiós final, pero debéis ser fuertes y pensar que lo hacéis por vuestro bien.

Una fórmula para que esta “ruptura” sea menos dolorosa, es la de pensar que, tras unos meses de autocontrol, podrás volver a probar de nuevo algún que otro alimento prohibido, no es una despedida para siempre.

2. Hola comida sana que nos ayudarás a adelgazar

Una vez hemos “desinfectado” el piso de comida chatarra, deberemos llenar su vacío con alimentos saludables. Hoy en día existen un montón de productos con pocas calorías que están ricos y que pueden salvarnos de un momento de debilidad. Llena el carro de tortitas de maíz, tortitas de arroz, verduras y hortalizas, yogures desnatados, cereales y galletas bajas en grasa,…

Si eres de las que disfruta picando entre horas, te recomendamos que tengas snacks saludables preparados para cuando te entre el antojo. Por ejemplo, guarda en pequeñas fiambreras hortalizas peladas y cortadas: zanahorias, pepinos o pepinillos, tomates cherry, etc. Esto te ayudará.

3. El truco del almendruco para adelgazar: repartir bien los alimentos durante el día

Una de las cosas que pueden ayudarnos a adelgazar rápido pudiendo notar los primeros resultados en la primera semana, es la forma en la que repartimos los alimentos durante el día. La correcta distribución de los alimentos a lo largo de la actividad diaria, nos permitirá optimizar al máximo nuestra dieta, pero, ¿cómo lo conseguimos? La frase hecha de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo” nos da la respuesta.

Y es que, aunque es de vox populi que es necesario desayunar y comer bien, es mucha la gente que no sigue esta premisa. En general, se recomienda ingerir los alimentos más calóricos durante las primeras tomas del día. Por ejemplo, los cereales y la pasta es recomendable comerlos en el desayuno o la comida, mientras que se desaconseja durante la noche. De hecho, cuanto menos copiosa sea la cena, mejor que mejor. Verdura hervida, una ensalada verde, un poco de pollo a la plancha o pescado, es la mejo opción.

4. El ejercicio físico, nuestro mejor aliado para adelgazar

Como adelgazar rápido se consigue si intentamos llevar una vida sana donde una buena alimentación y el ejercicio físico sean sus pilares básicos. No basta con comer bien, si queremos bajar de peso es imprescindible que llevemos una vida activa, haciendo actividad física regularmente. La mayoría de veces, el sobrepeso es culpa de una vida sedentaria, sobretodo en personas que trabajan sentadas en oficinas y despachos varios. Solo podemos combatir esta pasividad buscando un espacio en nuestro tiempo libre.

Apúntate al gimnasio, busca una actividad dirigida que te guste o busca una amiga con la que poder ir a correr un ratito después de trabajar. El ejercicio físico no sólo te ayudará a adelgazar muy rápido, sino que además, mejorará tu calidad de vida, tanto física como mentalmente.

5. Sobrevivir a las comidas con amigos

Podemos estar haciendo dieta, pero no podemos renunciar a nuestra vida social, y a veces ésta, acaba interponiéndose en nuestro objetivo para adelgazar rápido. ¿Cómo podemos hacer que ambas cosas sean compatibles?

Por lo general, con un poco de sinceridad todo se soluciona. Es decir, si vas a comer a casa de un buen amigo, puedes comentarle que estás haciendo dieta para que adapte el menú a tus circunstancias. Si no quieres ser una molestia, también puedes comentarle que ya te llevarás tú tu propia comida. Si no quieres desentonar o es un conocido con el que no tienes una relación de mucha confianza, también puedes optar por comer algo sano antes de salir de casa (unas tortitas, una zanahoria, etc.) y comer menos cantidad de comida durante la comida/cena.

Si quedáis en un restaurante, de entrada lo tendrás bastante más fácil. La mayoría de cartas tienen platos bajos en grasa como ensaladas o carnes blancas o pescados.

Si te pasas un poco tampoco pasa nada, al día siguiente haz sesión doble de ejercicio y… ¡ya está!

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies